martes, 12 de enero de 2010

MIENTRAS TANTO


Mientras tanto, me dejo manipular por tus ojos
Para caer sin miedos en los brazos sinceros
En la tentación provocada por la atracción infinita
De dos jóvenes soñadores.
Reventaron las piedras en el discurso del incapaz
Y solo nosotros nos alegramos profundamente con lo sencillo
Defendiendo los poemas de Cesar Vallejo
¡Sabemos que la triste noche de Perú se acabara!
Y renacerán los gritos incas de victoria.
29 de noviembre, la guitarra del joven soldado nació
Nació para el mundo
Con su trova, disparo de tempestades.
Despertando la conciencia de los dormidos
Y fortaleciendo el mundo de los que soñamos.

Mientras tanto, seguimos escuchando a Silvio Rodríguez
El poeta con guitarra.


Emilio Pino

No hay comentarios:

Publicar un comentario