domingo, 6 de septiembre de 2009

CULTURA METALERA

En el pasado el abrazo del comercialismo significo para el metal un golpe casi mortal. Y hoy en día se observan programas (televisivos, radiales) dedicados al metal, que están llenos de todos los clichés idiotas que por años fueron sustento de organizaciones de padres de familia y señoras aburridas que buscaban algo para matar el tiempo. Esa gente que normalmente ignora de qué se trata el metal y por no conocerlo lo ataca. Y si se suman a esos detalles la mala exposición que puede ofrecer un programa, la situación empeora.

¿Necesita el metal y su comunidad el “apoyo” de un programa o personajes. Donde muestran su falta de conocimiento en cuanto a la corriente musical y en términos generales, recrean todos los clichés negativos referentes al metal? No, claro que no. Bienvenidos los nuevos adeptos al metal, siempre y cuando no entren por moda, para sacar “dinero” o porque esta “fino”. El metal es una pasión profunda que se fortalece a través de verdaderos seguidores, que tengan una visión educativa y cultural de la música. Porque cuando nos referimos, que el metal es un estilo de vida, es porque educa y culturiza; une y construye ideas para el futuro venidero.

¿Cómo se puede lograr la cultura metalera?

_Ir a un concierto con la seguridad de que unos individuos, no vayan a iniciar una pelea y, por ese motivo se suspenda el evento (civismos ante todo).

_Tener medios con una comunicación objetiva, efectiva y no amarillistas y poco comprometida.

_Respetar las bandas nacionales. Debemos recordar que gracias a ellas pueden venir bandas internacionales.

_Comprender que el valor de la unidad es la base para consolidar las metas. El egoísmo lo destruye todo.

El metal como toda cultura, nace de la necesidad histórica de recoger la esencia y trascender más allá del tiempo. No es un juego ser metalero, es un compromiso lleno de pasión e ilusión. Una vez el gran Lemmy Kilmister (Motorhead), dijo:

“CUANDO EL DISCO, CUANDO EL PUNK, CUANDO EL NEW WAVE, CUANDO NIERVANA, CUANDO EL NU METAL…CUANDO TODOS ESOS MOVIMIENTOS SE PUSIERON DE MODA, CADA VEZ SE DIJO QUE ESO SERIA EL FINAL DEL METAL Y MIRALO, SIGUE VIVO, SIEMPRE ASOMANDO SU HORRIBLE CABEZA EN MEDIO DE LAS MODAS”.

Emilio Pino