lunes, 28 de junio de 2010

ESCRIBO O DESCRIBO

Ella es una dificultosa pasión. La permanencia lo domina todo, marca la ternura entre niños leyendo poesía y entre niños que se burlan de los adultos. Determina tratados de fantasía y su relación con la naturaleza es, infinita.

Va creando círculos movedizos de alegría, paralelamente diferentes. Las torturas pertenecen a un tiempo perdido. Olvidado con la mugre y rincones de terrible olor.

La luz busca lentamente sus ojos, a través de vibrantes sonidos y pequeños guardianes, donde la belleza adquiere la forma de las montañas.

Nadie quiere amarla, se resisten. Y es allí, una tentación ¡y, después la culpa de amarla! Le gusta empezar de cero, varias veces. Quiere construir paredes de plomo, con jóvenes pintados en el suelo.

El centro de sus ambiciones es como el alma de un árbol. El azar quiso que conociera la mujer que les escribo o describo.



Emilio Pino

No hay comentarios:

Publicar un comentario