martes, 27 de abril de 2010

EL VALLE

Respirando poesía
En el valle de los halcones.
Fuego y dinastía
Poetas y centinelas,
Recorren la eternidad
Completamente descalzos.
Descalzos con fe
Descalzos, guiados por el viento
Intentando revivir aquel Samán talado.

Con esta sed de poesía
Fruto delirante, cósmico.
Miel de abejas, frágilmente heroicas.
Mientras más poesía
Más sed tengo de ella.

En esté valle,
Donde los rincones están armados, almados
Con la esperanza y la ilusión;
Aquí nada es vil
Aquí nadie es infeliz
Aquí todos son soñadores.
Un valle, el futuro perfecto
Para nuestros corazones.


Emilio Pino

No hay comentarios:

Publicar un comentario